miércoles, 22 de enero de 2014

Por mera intuición, nada se piensa...


En Crítica de la razón pura, Kant (2003: 392) dice que por mera intuición nada se piensa. Para que haya un pensamiento crítico es necesario comprender conceptos que puedan complejizar aquello que se intuye. No hay clínica sin intuición, y no hay experiencia sin reflexión. Por eso la Filosofía es importante para el Psicoanálisis: permite comprender mejor el campo clínico y complejizarlo. No basta el empirismo clínico, la intuición o el anhelo de ayudar al paciente, la reflexión filosófica es necesaria. Comparto esta cita de Immanuel Kant que me parece muy pertinente tomar en cuenta:

 
[…] el entendimiento que se ocupa exclusivamente de su uso empírico, pero sin reflexionar sobre las fuentes de su propio conocimiento, sin duda puede muy bien adelantar; lo que no puede lograr es determinarse a sí mismo los límites de su uso sin saber qué es lo que está dentro o fuera de su esfera, pues para eso se requieren precisamente las profundas investigaciones que hemos llevado a cabo [Estética trascendental, Analítica trascendental y Lógica trascendental]. Y si no puede distinguir si están o no en su horizonte ciertas cuestiones, nunca estará seguro de sus derechos y de su posesión, sino que deberá prepararse para recibir numerosas y vergonzosas reprimendas si se sale continuamente de los límites de su esfera (como es inevitable) y se extravía en ilusiones y ofuscaciones. (Kant. I. Crítica de la razón pura, p. 381)

 

Si el Psicoanálisis se acerca más a la Filosofía, los psicoanalistas podrían comprender mejor sus límites. Así podrían evitarse las múltiples pifias y la gran cantidad de excesos que acontecen en la práctica clínica y en las disertaciones de algunos psicoanalistas. ¡Ufff!

 
 
 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario